El hombre, la tierra y el mar

“Mi propuesta siempre es el resultado de un compromiso personal que se manifiesta como una extensión de mi vida diaria. Todo se manifiesta como un diálogo entre lo que tengo más cerca y mi propia visión. Y así, cada una de mis obras es un pequeño trozo de mi misma, de mis vivencias, pensamientos, deseos, sensaciones, anhelos. En esa presencia tiene un lugar relevante Menorca. Como en ningún otro lugar que conozca, allí se produce una síntesis maravillosa entre el mar y la tierra, que provoca en mi interior una amalgama de colores y formas que van escapando de mis manos como trazos encantados. Por eso este proyecto sobre el mar y la tierra, en el asocio necesariamente la presencia de la figura humana.”
< volver a Pintura